Viveros de flores: qué son

Todas las flores que adquieres para tu negocio provienen de un vivero. ¿Alguna vez te has preguntado qué son los viveros de flores?

Tal vez has dado por sentado que son un lugar en el que se cultivan las plantas hasta que están listas para su comercialización. Aunque esto es cierto, un vivero es mucho más. Te explicamos todo lo que conlleva una instalación de este tipo.

Cómo son los viveros de flores

Los viveros de flores son instalaciones agronómicas en las que se procesan las plantas desde la germinación hasta la madurez. El fin es ofrecer al cliente el producto con todas las garantías y en su estado óptimo de madurez, como bien sabes.

Pero para conseguir llegar a este punto, los proveedores han tenido que hacer importantes inversiones para disponer de la infraestructura necesaria. Son muchos los elementos necesarios para conseguir un producto de la máxima calidad, a la altura de las exigencias de los clientes. A continuación, te detallamos cuáles son estos:

  • Invernadero. Tal vez, lo primero que te viene a la cabeza cuando piensas en un vivero es en el invernadero. Es la parte más visible de la instalación, aunque no es necesariamente la más grande. Este espacio es de suma importancia, ya que es donde se resguardará a las plantas durante su crecimiento. De este modo no se verán afectadas por los cambios de temperatura, el sol directo, el viento, la lluvia o el granizo.
  • Terreno de cultivo. Un espacio con terreno de cultivo al aire libre también es muy necesario para obtener las variedades que necesitan sol directo y que son más resistentes a las bajas temperaturas, además de árboles y especies de grandes dimensiones. Esta área, tal vez no llama tanto la atención desde el exterior, pero puede ocupar un espacio aún mayor que el anterior.
  • Laboratorio. Todo vivero tiene su laboratorio. En ellos se germinan las semillas más difíciles y se experimenta con las variedades nuevas. Es imprescindible para conseguir variedades singulares, únicas por el colorido o la resistencia y que marquen las diferencias entre un vivero y otro.
  • Depósito de agua. Un corte de agua puede ser fatal para un vivero. Por eso todos disponen de una fuente de agua interna, como un depósito, un pozo, un aljibe o cualquier otro sistema de almacenaje de líquidos.

Estos son los elementos habituales de los viveros de flores y plantas. Pero puede haber diferencias, dependiendo de las variedades que se cultiven en ellos. En Bruflor tenemos instalaciones propias para el cultivo de algunas de nuestras flores. De esta manera podemos garantizar con creces la calidad del producto que te servimos, para que puedas atender las exigencias de tus clientes.